Estampas 1936 - 1939



Tregua
Largas y trepidantes horas de lucha. Momentos angustiosos ante la embestida cruel del enemigo. Instantes de calma que permiten contemplar al miliciano su obra. Es un mundo que muere antre fuego y escombros. Son llamas purificadoras heraldos de una nueva Era. Una era nueva donde ya no habrá explotados ni explotadores ni tiranos y esclavos. Donde la paz y la verdadera justicia dejen de ser meras utopías porque se hayan convertido en hermosas realidades.