Estampas 1936 - 1939



También ellas
En aquellos desesperados momentos de las primeras luchas contra el militarismo, el señoritismo y los cuervos negros de la sotana también ellas, olvidando la delicadeza y timidez de su feminidad, se unieron en la barricada con los compañeros y empuñaron pistolas y fusiles ofrendándose para que no fuese aplastada la libertad y para ensayar una vida nueva sin esclavos ni explotadores, donde la igualdad, la justicia y la libertad fuesen los fundamentos del nuevo vivir.