Estampas 1936 - 1939



Serenidad
Fiero y erguido va hacia la lucha, rostro altivo, cuerpo musculado. Con serenidad desafía los peligros de una contienda que es su lucha. No le teme, no puede temerle pues es la oportunidad de realizar el gran sueño de emancipación por el que luchó desde que adquirió conciencia de todos sus derechos como ser humano. El no tiene conocimiento de la sentencia de Práxedes Guerrero: “Mas vale morir de pie que vivir de rodillas”, pero lo siente en lo más íntimo de su ser.